Casa con hijos de 3 a 7 años

Recomendaciones para las relaciones en casa con los más pequeños, especialmente para el alumnado de Infantil y primer ciclo de Primaria.
Como sugerencia, pueden leer con sus hijos este cuento que explica el virus COVID-19


Cómo afrontar largos periodos dentro de casa con niños
Estimadas familias, es importante que tengamos en cuenta algunas consideraciones a la hora de afrontar este periodo en casa con nuestros hijos e hijas, periodo que previsiblemente será más largo de lo previsto. Lo primero que debemos tener presente es cómo funciona el cerebro de los más pequeños y conocer cómo es su aprendizaje. Ellos aprenden a través del movimiento, el juego libre, la interacción con sus iguales, el contacto con la naturaleza, el ejercicio físico… Por tanto, la falta de todos estos factores provocará en nuestros hijos más estrés, irritabilidad y posibles alteraciones del sueño. El cambio en sus rutinas, nuestras preocupaciones que perciben con facilidad ya que nos oyen hablar, escuchan noticias… todo esto puede tener un impacto emocional considerable, sobre todo en los niños más sensibles. Y aunque los primeros días les puede parecer divertido e incluso una verdadera aventura, los niños pueden experimentar todo tipo de síntomas con relación a la cuarentena, ya que no podrán satisfacer las necesidades básicas que hemos comentado anteriormente. Por ello debemos tener presente cómo podemos ayudar a gestionar esta situación de la mejor manera posible.
INFORMACIÓN ADECUADA A SU NIVEL MADURATIVO

Debemos explicar a nuestros hijos e hijas la situación por la que estamos pasando, teniendo en cuenta la etapa del desarrollo en la que se encuentran, evitando dar detalles que les generen miedo innecesario. Por ejemplo, para los más pequeños, los de Educación Infantil, podemos explicar que “hay un bichito muy, muy, muy pequeño, pero muy malo, que está por la calle y que para que no nos pongamos malitos y que las personas mayores que son más viejecitas, no se pongan muy malitas, tenemos que estar en casa hasta que este bichito se aburra de estar solo y desaparezca”. Para los de primaria podemos utilizar algunos recursos como son los cuentos, que nos permiten desdramatizar la situación actual. Uno muy recomendable es “Rosa contra el virus”, realizado por el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid, y que explica de forma muy acertada qué es un virus, en concreto qué es el coronavirus, además de plantear algunas actividades y reflexiones para poder gestionar mejor las emociones de los peques ante la situación que vivimos. El cuento podéis descargarlo gratis en la web del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid: https://www.copmadrid.org/web/publicaciones/rosa-contra-el-virus- cuento-para-explicar-a-los-ninos-y-ninas-el-coronavirus-y-otros-posibles-virus



ESTABLECER UNA RUTINA

Para poder facilitarles una cierta normalidad a la situación que estamos viviendo, es importante que nuestros niños retomen su rutina cuanto antes. Para ello, a pesar de que no vengan al cole, deben acostarse más o menos a la hora que lo hagan habitualmente, y al despertar, instalar una serie de actividades, previamente planificadas y que ayuden a seguir un orden que les aporte cierta estructura y, por tanto, tranquilidad y seguridad. En función de la edad, tendremos que implementar en esa rutina las tareas escolares en mayor o menor medida, algo que desde el Colegio está dirigiendo el profesorado, utilizando plataformas digitales y medidas de seguimiento del estudio online.
Asimismo, es importante diferenciar entre los días laborables y los fines de semana. Esto aportará cierta normalidad a la situación y favorecerá en cierto modo el tiempo libre y la sensación de ocio entre nuestros alumnos mayores.
ACTIVIDAD FÍSICA

Como hemos comentado anteriormente nuestros niños aprenden a través del movimiento y sabemos que el cerebro necesita actividad física no sólo para un adecuado desarrollo físico y personal, sino para potenciar un adecuado proceso de aprendizaje. Por eso nuestros hijos, tengan la edad que tengan, deben tener un momento para el movimiento corporal, a través del juego en los más pequeños, y de rutinas más específicas de ejercicio físico para los mayores.
ACTIVIDADES DOMÉSTICAS

En estos momentos en los que vamos a pasar más tiempo del que estamos acostumbrados con nuestros hijos y familiares directos, es importante hacer a nuestros niños y niñas partícipes de nuestras actividades diarias. Dividir las tareas del hogar entre todos los miembros ayudará a sentirnos un equipo, a que entendamos que la labor de cada uno es importante para el desarrollo de nuestro día a día juntos, y del mismo modo aportará responsabilidad y solidaridad entre los miembros de la familia. Los más pequeños pueden tener algunos cometidos y nos pueden ayudar a tareas como pasar la mopa, limpiar cristales, ayudarnos a cocinar, hacer las camas, colocar las cosas en su sitio… etc.




PERSPECTIVA POSITIVA

Debemos intentar alejarnos de pensamientos centrados en que NO nos permiten salir de casa, y tender a reforzar la idea de que gracias al inmenso esfuerzo que estamos haciendo todos quedándonos en casa, ese sacrificio personal está provocando un bien para los demás y la sociedad. Por lo que debemos tener una perspectiva positiva y enfocarnos en que sólo con quedarnos en casa, ya estamos ayudando a que se salven vidas.
EVITAR LA SOBREINFORMACION

La sobreinformación nos puede generar muchísima ansiedad y nuestros hijos podrán percibirla y preocuparse incluso mucho más de lo que lo estamos nosotros. Para cuidarnos, evitaremos estar con la televisión encendida todo el día, escuchando noticias sobre el coronavirus, contagio y el número de muertes. Es aconsejable que intentemos informarnos en un momento concreto del día que hayamos elegido previamente. Podemos elegir el horario de informativo que mejor nos cuadre (mañana, tarde o noche), pero intentemos que sea solo una vez al día y si tenemos pequeños en casa, preferiblemente debería ser el de la noche aprovechando que estén ya en la cama.
El resto del día intentemos estar ocupados haciendo actividades que no estén relacionadas con este tema.
UTILIZAR LA TECNOLOGIA

Sabemos y hemos comentado en diversas ocasiones que las Tecnologías y el abuso de las pantallas tienen unos efectos innegables en el desarrollo cerebral de nuestros hijos, sin embargo, también tienen algunos aspectos muy positivos, que ahora sí que podemos sacar a la luz. Las tecnologías nos permiten poder realizar nuestro trabajo desde casa, nos mantienen informados y sobre todo, nos mantienen conectados con nuestros familiares. La interacción social es esencial para el ser humano y en estos momentos usar las Tecnologías nos permitirán estar cerca de nuestras familias, viendo en directo a primos, abuelos, tíos, amigos…, haciéndolos participes de nuestras rutinas y sobre todo acercando a los más pequeños a sus abuelos, que en definitiva son los más afectados por este aislamiento, siendo el eslabón más débil de la cadena.




PACIENCIA

La situación que estamos viviendo es algo absolutamente extraordinaria y provocará en nuestros hijos una modificación en sus comportamientos habituales, que serán más o menos graves en función de sus edades, por lo que es importante que tengamos paciencia, y creedme que sé que es muy difícil, pero tenemos que entender que este desconcierto les provoca inseguridad y les hace manifestar menos autocontrol del que habitualmente presentan.
TIEMPO EN FAMILIA

Vamos a intentar sacar algo bueno de estas semanas de confinamiento, tener espacios de reunión en los que podamos charlar todos juntos, ver alguna película o dedicar tiempo a jugar en familia con juegos de mesa, nos puede brindar la oportunidad de disfrutar de nuevo juntos, de reconectarnos y de compartir momentos de risas que serán inolvidables y nosotros y nuestros pequeños recordarán toda su vida, ya que este situación será algo que podremos recordar siempre, así que intentemos sacarle el lado positivo.




Recibid un afectuoso abrazo virtual,