1º de ESO || Museo Municipal y los Dólmenes de Antequera

El pasado jueves 23 de noviembre, los alumnos de 1º de ESO del Colegio El Atabal realizaron una actividad organizada por el Departamento de Geografía e Historia en la localidad de Antequera dónde visitaron el Museo Municipal y los dólmenes de Menga, Viera y el Tholos del Romeral.

En primer lugar, nos dirigimos al Museo Municipal, instalado en el Palacio Nájera (edificio del siglo XVIII), dónde pudieron ver y conocer obras religiosas de gran importancia histórica como la escultura de Pedro de Mena, textiles y bordados de los siglos XVI-XVII, la platería de los siglos XV-XVIII,así como un recorrido por la época prehistórica y romana,complementando con ello el trabajo y estudio que se ha realizado en el aula.

En cuanto a la Prehistoria pudieron ver cómo vivían en aquella época, sus formas de enterramiento y utensilios de gran valor arqueológico encontrados en la provincia.

En la exposición dedicada a Roma pudieron admirar sus ritos funerarios, vida cotidiana y repertorio escultórico de sus villas.

Cabe destacar “El Efebo de Antequera” (bronce romano del siglo I) queen junio de 2004 fue declarado Bien de Interés Cultural.

Se compara con el Efebo de Porta Vesubio, de Pompeya. Es tal su importancia que formará parte de la exposición “El poder del pasado. 150 años de la arqueología en España”, con la que el Museo Arqueológico Nacional celebrará el 150 aniversario de su fundación desde el 10 de octubre al 1 de abril del año próximo.

Junto a esta escultura a los alumnos también les ha llamado especialmente la atención la tumba romana encontrada en la provincia.

Posteriormente nos trasladamos al Conjunto dolménico de Menga y Viera.

En el centro de recepción los alumnos vieron un vídeo sobre la construcción del dolmen de Menga, declarado el 15 de julio del pasado año Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Seguidamente nos dirigimos al dolmen de Viera (de una antigüedad de aproximadamente 4.500 años). Sepulcro de corredor, al final del cual se dispone una cámara de planta cuadrangular en la que eran depositados los cadáveres junto a sus ajuares y en la que en los amaneceres de los equinoccios de primavera y otoño los rayos del sol la inundan.

Después, nos dirigimos al dolmen de Menga. Los alumnos tuvieron el privilegio de entrar en este impresionante monumento de más de 5.500 años de antigüedad.

Allí pudieron observar el porqué de su orientación hacia el noreste (algo totalmente anómalo en el contexto cultural en el que se sitúa). Esta peculiaridad la comprendieron al situarse frente a la entrada del dolmen y ver la excepcional Peña conocida como “La Peña de los enamorados” debido a la leyenda que los alumnos ya conocían por el trabajo de investigación que están realizando.

De camino al autobús nos detuvimos en el Centro solar Michael Hoskin. Un espacio singular para facilitarles la comprensión de la idea sol-orientación que se observa en los dólmenes de Antequera, llamado así en honor a uno de los pioneros en los estudios sobre Arqueoastronomía.

Por último, nos dirigimos al Tholos del Romeral, sepulcro de falsa cúpula cuya datación está en torno al 1800 a.c.

Su peculiaridad, además se debe a que es uno de los poquísimos ejemplos de orientación a la mitad occidental en toda la Península Ibérica. Su explicación es que su eje apunta a otra notable mole rocosa, el Camorro de las Siete Mesas, la cumbre de la sierra de El Torcal. Es de destacar que, en el mediodía del solsticio de invierno, la luz del sol penetra hasta la segunda cámara.

Los alumnos han mostrado un gran interés en todo momento. Su actitud, su preparación previa y sus interesantes preguntas han merecido una felicitación muy especial de los arqueólogos que nos acompañaron en nuestra visita tanto al Museo como a los Dólmenes.